divendres, 15 de desembre de 2017

Me levanto un día más Siento el frío hasta el tuétano y el maldito sol que se resiste a salir Hoy enterraria mi cuerpo en honda tierra Y descansaria esta loca cabeza entre gusanos y polillas. Voy camino al trabajo arrastrando mis pies Ahora mismo es lo único que me hace ver claro En el poco calor que se puede aprovechar Tengo dos cuerpecitos que buscan estar a salvo en mis brazos Y sin pedir nada, o pidiendo toda una vida Se acurrucan bien pegados a mí Algo que marca mi tiempo como un sello imborrable Es este dolor que conozco tan bien Un dolor que me sacó de su amasijo de venas y sangre Y me expulsó desprotegida en este mundo que me es ajeno y extraño. Parece que son alimento para mi motor La pena y la ira, la frustración eterna Yo tengo el defecto De sentir a flor de piel cuando las emociones Son más fuertes que yo Y como si el diablo hiciera nido en mis entrañas Me dejo llevar... Como un halcon suicida, me elevo y me estimbo en un mismo lapso de tiempo. En el columpio del cielo se oye mi llanto Y mi grito desencajado de caída libre se convierte en presa. Supongo que en otra vida maté a mucha gente Y el destino siempre me llevará a su horca. Heridas de guerra a la sal No puedo seguir luchando contra el silbido del viento Ni seguir derrochando sentimientos Como quien muda de piel Es hora de marcar el paso de la huida Dejar un hogar donde soy oveja negra Y irme con las sombras, que como dos buitres a mis hombros siempre están. Debo irme, seguir esta senda errante llena de baches que ha sido mi vida Durante todo este tiempo... Dejarte volar libre Es de locos permanecer ante una puerta cerrada No hago ningún bien echando raíz en un suelo podrido Hasta la podredumbre siente mi estorbo Y la negra tinta con lágrimas se vierte Gota a gota, rama a rama... Se va mi vida... Se escinde Se separa de mí Me deja sola Como siempre debí estar Aunque me autoengañe En mi devaneo absurdo. Vuelvo a las andadas Vuelve el velo negro en mi mirada Me hago un ovillo y me encojo Digo adiós a la fantasía Y hola a la tristeza.

dilluns, 30 d’octubre de 2017

Con la fuerza de la vid Enraizando en oscura tierra Hay veces Hay veces en que mi soledad conmuta Con un extraodinario sentir libertario Un misterio distante en las líneas de mi mano Un arrullo de río que envuelve mi nivea desnudez... Hay veces que me siento libre, Y como un fresco goteo sube por mi pulmón Una pulsación bombeante y silenciosa Como una aguja de hielo derritiendose en el calor de mi cuerpo. A veces siento el temblor de la hojarasca La mezcolanza de pétalos y sepalos Y un campo inerte Tan verde que al ojo duele. Sólo en mi soledad percibo El aleteo sensible de mi condición Y guardo como tesoro un pirata Los fragmentos de estos exclusivos recuerdos. Todos acontecidos en la placidez de mi alienación En la tregua de mi lucha interior Eterna batalla contra la vicaría del despreciable ruido Ensordecedor y ciego destello De la multitud.... de la gente... Y esa crueldad que me fatiga Que me absorbe, a mi Que ando a contracorriente Que veo tumbas en cada ciudad Que huyo del asedio De estas murallas de cemento. Mi vida es una eterna noche sin sueño Pues mi pieza no encaja en este sádico montaje En esta insalubridad... Quisiera ser pájaro en esta urbe Pero como el buitre o el zorro Condenada fui... A no rendirme A ser pura En mi campana de cristal.

dissabte, 30 de setembre de 2017

Hoy recuerdo mis raíces Como si de tres puñales se trataran. Cada sábado, cada domingo Un beso doy a tu vieja fotografía Un rezo, un salmo dedico A tu presencia de valle y río Cómo te extraño. Si tu vida acariciara mi existir... No dudaría en exiliarme en tu cueva. El lada niva, aquellos enormes pepinos Una hamaca pintoresca y una estufa añeja Humo y víveres de huerto Sudor y obra, tejados y chimeneas. Mi cuerpo se vacía primo Se extingue como una especie muerta Mi mente claudica en la vida de la urbe La intrascendencia de un camino que astilla el alma. Fuimos nobles en aquel ocaso recortado Y tu lengua purpura de la zarzamora Pili y mili guardando tu portal Veo a tu madre evocandote en cada gesto Desde su afectada lejanía. Y yo tu altar adoro en la tierra morena. ****** Caricias perdidas. miradas que se extravian Nunca creí perder tal parte En la apuesta de mi vida Tuve que lidiar con golpes desamor y dolor y penas. Quién no? Pero nunca con el desprecio abrasador De dormir noche a noche con un amor imposible. Que mal juicio te deja querer Aquello que se te escapa de las manos. Decía aquél manual que idolatramos y odiamos Todo en una misma cuenta. Termino por rendirme En la búsqueda de mi ilusión Por que cojones está todo tan mal diseñado Por que nunca se cumplen nuestros sueños Aún cuando el corazón nos ha concebido guerreros. ...

dissabte, 29 de juliol de 2017

En mi juventud descarada Emerge una vejez que deja mella En múltiples cicatrices y golpes Frutos maduros, hematomas oscuros Del arrullo de un caudal de malditismo Es veraz la certeza del sentir Aun el sufrir intenso como la negra vid Dolencias y penares muy precoces Vida que fluye a trompicones La caída dejó de importar herida tras herida Trabajo una indiferencia contra naturaleza Pero hay que seguir adelante, Nunca rendirse El humo de un cigarrillo eterno desaparece Entre sol, niebla o lluvia Lo mismo da cuando la vida duele Como la tala de una milenaria secuoya No puede frenar la ira un falso sosiego Sólo flota a la deriva...esperando un tronco que asir y retorcer hasta hacerlo trizas. Lamentos de cemento Miradas de acero Hay tanto por esconder.

dimecres, 19 de juliol de 2017

Entre vértices y radios vi Porque no conseguí escuchar Aquél silencio protector Mitigó un rastro invisible Pero entonces yo vi. Un alma de coyote medraba en un corso... Que el mínimo sonido de mi cadena atemorizó y marcó La huida de el jaspe malogrado Yo sólo quería ver Y lágrimas reforzaron el pacto Entre su silencio y yo... Peregrina de la nada. Mi vacío interior está creciendo En el aviezo destino

divendres, 30 de juny de 2017

Vaciar Hoy no encaje en mi sueño Prendí una llama de numerales Y quien lloró al vientre del lobo... Fui yo Me olvidé que estaban haciéndome Elfavordemivida Cuando me la quitaban Poco a poco, rastro de ceniza Siempre fingiendo recibiendo Nunca pude dar Las dudas de mi ser Tuve que guardar Gatos oscuros, pequeños seres Que ronronean. . . Ronronean mis lágrimAs En su sonrisa macAbra Liberarme Dame tu felicid a d... Claudia

dissabte, 10 de juny de 2017

Dar... Y nunca se devuelve. Pasando la vida Extirpando visceras Beberme el corazón sorbo a sorbo Y dejar un hilo de sangre colgante Sacando la médula ósea de mis huesos Dejar un hueco desgastado y seco Disecar emociones en formol Autorealizarse una taxidermia Coágulo a coágulo, tendón y vena Extraer todo el jugo de mi vida Y dejar en mi cuerpo mis tumores. A rueda sin pistón A remo sin barca Así me consumo Lenta, pasivamente Dejándome llevar por un desague taponado Dar, rellenar vacíos Que se vuelven a deshinchar Juntar flor y verde Regalar retales de una propia vida Y quedar sin más a pan y agua. S O L E D A D Sin más compañía que una misma Se me antoja esto un inframundo Sabiendo que es veraz El repicar de mis dedos en una mesa La ojana y la desidia que conforman mi existir.

dissabte, 27 de maig de 2017

Se me antojó estadio de una vigilia extraña Más no fue así Con mis ojos abiertos la vi En el asfalto caliente sangraba, Aquella víbora jaspeada escupía sangre. Sus fauces abiertas, su lengua sonando Cual silbido de un viento funesto Retorciendose salió a mi paso Cortando mi camino en dos pedazos. Del matojo que fue su hogar emergió Herida y furiosa. Yo dejé un sabor a rueda y hierro Y ella su sangre goteando en la carretera. Vi el sol quemando mis retinas En el costoso ascenso de sinuosas curvas Y en el descenso rapaz una paloma muerta se mostró ante mí Un pequeño cuerpo yaciente Acariciado por brisa y luz de bosque... Símbolos que desvelaron La pureza marchita de mis venas Y un dolor que no cesa El devaneo de la vida El trato con el prójimo Se me antoja tormento En mis firmes convicciones Una lágrima voló Y nunca se secó.

dimarts, 11 d’abril de 2017

Hoy la luna escamó mi presencia en este mundo Ceñida prenda de terciopelo azulado Que tinta lágrimas de argento en la pálida porcelana. De la ansiedad del asfalto emerge un lamento Maullido seco y hostil en el viento Sudor y sangre escarlata Surcando ríos de bandas sonoras Y baches y dunas de grisaceo pavimento. Contraste de frágiles amapolas y rudos cardos malva en las recurvadas cunetas Desazón brotando en un pecho revuelto, En mi corazón abierto. Y la luna tan sincera acariciando mis metas Mi causa y mi recaída Espacio de rabia y duda. Despacio en el destino de un alma quemada Por las partes más hermosas del infierno y del misterio De las ráfagas nubladas del tiempo Que se sucede en su caudal cienagoso Pero tan verdadero como que mis pies Rozando tierra andan sin marcar sus huellas.

dissabte, 11 de març de 2017

Estoy tan sola en este tormento de mundo. Yo creía haber encontrado nido en unos brazos que cristalizaran un pecado cálido y incondicional A lo sumo recibo la punzante certeza del error Tu frialdad hiela mis huesos Tus manos son vacías corrientes de humo Mi cuerpo sigue tiritando Siento un hondo penar que sabe a hierro candente Me convertí en deseo una noche de invierno Y su fluido baile ha desembocado por un pobre desague, vertido en el miedo del nada. Quise ser rosa y espina a la vez Quise ser orquídea única Para volver a descifrar el simbolismo de la luna Que me grita y resolla una verdad que escama Mi sueño de amor está deshecho Se cierne en mi una horrible maldición La de ser una pobre ilusa Que se creyó querida Que fantaseó con blancas flores En una íntima y sellada ceremonia Que pensó ser el vaso que contiene un alma Y despertó estrellada contra el duro asfalto Yo, que alardeo de tener los pies en la tierra He vivido estos tres meses de pura irrealidad Me merezco esta soledad Y curtirme en cuero de puro hielo Pues a pesar de mil lágrimas que derrame No encontraré la causa y efecto de mi sonrisa rota. Nunca te culparé por ello, Fui yo, que creí ser pájaro Olvidando ser guijarro.

dilluns, 27 de febrer de 2017

Sino fatuo, que has sembrado en mí savia nueva. Crece en mi rosal enredado un injerto espinoso, flor de té sobre vieja rama. Siento circular un caudaloso torrente en mi sangre, más rojiza, y mis venas más tortuosas, caminos enterrados en lo más profundo del abismo de mi ser. Mi mirada, rapaz, halcón que danza libre en el silbido del viento, altas cumbres plateadas y acantilados de vértigo, caída libre de mis sentimientos. Sinuoso es el cuerpo, esbelto y felino, y sus pasos audaces, de valentía romana y antigua. Es el almendro y el cerezo y su efímera belleza, la pasiflora que cierra de noche sus compuertas, vientre retorcido, mente despierta, puro nervio, pura raza. Este amor es tan doloroso como definitivo, su intensidad medra mis fuerzas y las alimenta, despecho del querer, hondo penar de una historia pura como el diamante más pulido, peligro resuena en las fauces de la carretera. Es verdadero y frágil. Es demasiado auténtico. Me entristece el llanto. La dificultad. Los baches en el camino. Es jodidamente hermoso... y mi corazón desconfía. Y mi alma muere por volar a su lado. Cree que no siente lo mismo, que es imposible. Que cederá la mala suerte y despuntará el mal augurio. Quedaré triste y vacía, descompuesta en mil pedazos cual muñeca de trapo para la eternidad, y el fin errante de mis días en soledad. Pero mi fe sale cada día como el sol... AMO CON EL ÚLTIMO ALIENTO, CON LOS RESTOS DE MI ENERGÍA, se tensa la cuerda floja surcando el destino...y la vida me parece a lo sumo tan hermosa...y la tormenta nunca cesó. Es mi sueño...Cándido dolor, placer despiadado, tierno y cruel. Maquiavelicamente seguimos, la vuelta atrás no entra en mi vocabulario, cuando amo, soy sombra que irradia, miel y amargura. La tierra recavó los surcos de esta enmienda y nos encontramos los dos... nunca podré olvidar que casi rozé la perfección con dedos llenos de heridas. Y de mi interior salen tus huellas para dibujar en mi espalda trazos de luz y color malva. Encierrame en tu despertar, seré tu balsa, Caronte nunca cobrará su deuda si a mi lado tu te meces...sagrado amor, y definitivo, llora mi ilusión a escondidas temiendo que castillos de arena desfallezcan, aún con la insondable certeza del motor rugiendo. Yo no me echo atrás.